Saltar al contenido

El proceso de acompañamiento de orden

y vacío de mi casa, la verdad, fue una experiencia muy positiva y enriquecedora hacia mí como persona y todo gracias a Katia.
Demostró tener muchísima paciencia conmigo, voluntad, creer en mí de que fuera yo el que tomara la decisión desprenderme de cosas, objetos, ropa… cosas que no utilizaba o no necesitaba en mi vida.
Me sentí muy bienacompañado y con la sensación que no era juzgado. Su trabajo consistía en ayudarme, y me transmitia mucha tranquilidad.
Y yo mismo me veía con la fuerza y energía de hacer limpieza orden y vacío.
Cada objeto material que cogía en las manos, después de hacerme preguntas sobre él, hacia que yo mismo me las respondiera.
Por ejemplo, lo primero que vió en casa fueron unas muletas, que no necesitaba…
Estoy convencido que el trabajo de acompañamiento que hizo en mi casa y en mi persona, ha sido y es muy útil y provechoso en mi vida diaria.
El trabajo que hizo Katia, ha sido siempre desde el respeto y sin juzgar a nadie.
Nunca me cansaré de decirle gracias, gracias y muchísimas gracias Katia por transmitirme y enseñarme que para vivir no necesitamos tantas cosas materiales.
Después del trabajo, tuve la percepción que la casa parecía más grande, y había como una energía más positiva, placentera y de estar más agusto. Me siento más feliz y disfruto mucho más de mi casa.
Nunca me cansaré Katia de decirte muchísimas gracias por el trabajo, y el proceso de acompañamiento que hiciste conmigo.
Gracias de todo corazón.